Túnel de Alfonso VIII: historia en el subsuelo de Cuenca

 

Recientemente hemos tenido la oportunidad de visitar un recurso turístico que llevábamos mucho tiempo queriendo conocer. Nos referimos al túnel de la calle Alfonso VIII, un espacio que sirvió de refugio durante la Guerra Civil.

Aunque en la ciudad de Cuenca no se libró ninguna batalla, su ubicación estratégica en las comunicaciones entre el centro de España y el Levante la situaron en el punto de mira de los ataques aéreos. Esto hizo que los responsables de la Defensa Pasiva de la Cuenca republicana diseñasen un sistema de túneles subterráneos en los que pudiesen cobijarse los ciudadanos ante los ataques.

Los propios habitantes de la ciudad colaboraron en la construcción de los túneles que se fueron extendiendo por una buena parte del casco antiguo de Cuenca. Hoy, podemos conocer cómo eran esos espacios defensivos gracias a la rehabilitación del túnel de la calle Alfonso VIII, una galería de 95 metros de longitud convenientemente acondicionada para permitir una cómoda visita incluso con carros de niños.

A lo largo de la visita, pudimos conocer la historia de estos túneles y algunos mitos y leyendas que giran entorno a ellos. Estos “misteriosos túneles” han sido, para la tradición popular, escenario de hechos sorprendes, de crímenes, torturas o de prácticas exotéricas. Pero los hallazgos encontrados no corroboran ninguno de esos usos. Se trata de algo mucho menos misterioso: un refugio de guerra.

Si se opta por la visita teatralizada, un peculiar personaje nos trasladará a la época de la Guerra Civil y nos sumergirá en las costumbres y modos de vida de aquellos momentos tan convulsos. Y no faltará alguna sorpresa que no vamos a desvelar.

Además, tuvimos la oportunidad de conocer algunas peculiaridades de la ciudad de tiempos remotos, como la ingeniosa forma en la que se traía el agua a Cuenca en el siglo XVI a través de un acueducto construido a lo largo de toda la hoz del Huécar o el escaso control urbanístico existente que propició la aparición de calles subterráneas en el casco antiguo.

Este reportaje de Castilla-La Mancha Televisión os puede servir para conocer con más detalles lo que podéis ver en el túnel de Alfonso VIII, aunque lo mejor es que disfrutéis vosotros mismo de la visita.

 

 

Horarios y precios

El túnel de Alfonso VIII se puede visitar de viernes a lunes en unas horas determinadas. Estos son los horarios:

  • Lunes: visita guiada a 13 horas.
  • Viernes: 12.00, 13.00 y 17.00. A las 18.00 se realiza una visita teatralizada.
  • Sábado: visitas guiadas a las 12.00 y 17.00 horas. Visitas teatralizadas a las 13.00 y a las 18.00 horas.
  • Domingo: visitas guiadas a las 12.00, 17.00 y 18.00. Visitas teatralizadas a las 13 horas.

 

Hay que tener en cuenta que el aforo para cada una de las visitas está limitado a 40 personas.

En cuanto a los precios, las visitas guiadas cuestan 3,5 euros para los adultos y 2 euros para jubilados y residentes en Cuenca. Los menores de 12 años no pagan.

La entrada para la visita teatralizada tiene un precio de 5 euros para los adultos en general y de 3,5 euros para jubilados y residentes en Cuenca. En este caso, los menores de 12 años también entran gratis.

Existe la posibilidad de organizar visitas en grupo. Tenéis más información sobre precios, horarios y descuentos en la web de turismo del Ayuntamiento de Cuenca: Túnel de Alfonso VIII.

 

El Hosquillo: la guarida de los osos en Cuenca

 

En el corazón de la Serranía de Cuenca, el Parque de El Hosquillo es un espacio natural ideal para observar una amplia variedad de animales característicos de la península ibérica. Osos, ciervos, corzos, gamos, jabalís, lobos, buitres, águilas… son algunas de las especies que el visitante puede presenciar a lo largo de una visita guiada ideal para disfrutar en familia.

Con una extensión de 910 hectáreas, El Hosquillo se ubica a 50 kilómetros de Cuenca, muy cerca de la localidad serrana de Las Majadas, en un abrupto valle por el que discurren el río Escabas y el arroyo de las Truchas.

Aunque en su origen (1964) se creó como Parque Cinegético Experimental, en la actualidad es una espacio dedicado a la conservación, investigación y educación ambiental. A aquella primera época corresponde uno de los reportajes que Félix Rodríguez de la Fuente dedicó a este lugar y que puede verse en el siguiente enlace: El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) – El Hosquillo, osos.

 

Fauna

El Hosquillo permite al visitante conocer en semilibertad algunas de las especies cinegéticas típicas de la fauna ibérica. A lo largo de un agradable paseo por sus instalaciones veremos grupos de ciervos, gamos, lobos o jabalís, así como ejemplares de muflón o cabra montés. Incluso, podremos compartir el recorrido con un acompañante muy especial: la cierva Antonia.

En las escarpadas rocas calizas de este espectacular espacio es posible observar en su hábitat natural diversas aves protegidas, como águila real, halcón, buitre leonado o alimoche, además de otro buen número de especies de aves forestales que viven en los frondosos pinares de pino albar y negral del interior del valle.

La presencia de corrientes de agua también posibilita disfrutar de especies acuáticas como las nutrias o las truchas comunes.

Pero, quizás, lo que más llame la atención del visitante sea la última parada de la visita guiada: el Rincón del Buitre, donde habita una comunidad de osos pardos que, si tenemos suerte, abandonarán las zonas más escarpadas para dejarse ver junto al camino.

Con este reportaje de Castilla-La Mancha Televisión podemos hacernos una idea de los tesoros que guarda El Hosquillo en su interior y que bien merece la pena descubrir.

 

 

 

Museo y Centro de Interpretación

Además de su espectacular entorno y de sus singulares inquilinos, el Parque del Hosquillo cuenta con dos instalaciones que complementan la visita y que permiten profundizar en el conocimiento del entorno y de sus habitantes.

El Centro de Interpretación ofrece un recorrido interactivo por la biodiversidad del Parque mediante audiovisuales, fotografías, maquetas y distintos paneles multimedia.

Por otro lado, el Museo Cinegético acoge una muestra de las especies cinegéticas y protegidas más representativas de la zona.

 

Cómo visitar El Hosquillo

El Hosquillo no está abierto todo el año. En 2016, el periodo de apertura es del 19 de marzo al 8 de diciembre. Durante estos meses, se puede visitar los fines de semana y festivos, ampliándose los días de visita durante julio.

Habitualmente, hay un turno de visita por la mañana (11 horas) y otro por la tarde (16 horas), aunque dependiendo de la época del año pueden variar. Lo mejor para planificar tu visita es que consultes la página web del parque en la que también puedes realizar la reserva para visitar El Hosquillo.

Los precios de la visita guiada son de 10 euros para adultos de más de 15 años, 7 euros para niños de 7 a 14 años y de 5 euros para mayores de 65 años. Los menores de 6 años acceden gratis. También existen tarifas especiales para grupos organizados.

Todas las visitas son guiadas e incluyen el acceso al Centro de Interpretación y al Museo. En total se emplean entre dos horas y media y tres horas en hacer todo el recorrido.

 

Cómo llegar a El Hosquillo

Desde Cuenca, el camino más directo para llegar al Parque de El Hosquillo es a través de la CM-2110 –o la CM-2105 si se quiere salir de la ciudad por la hoz del Júcar-. Esta vía nos llevará hasta Villalba de la Sierra. A la salida de esta localidad, encontraremos un cruce en el que tendremos que tomar la dirección hacia Las Majadas. Desde este pueblo, cogeremos la CUV-9113 hasta un cruce a la derecha que nos indicará la dirección hasta la puerta del Parque de El Hosquillo.

En el siguiente enlace puedes ver la ruta desde el Hotel Plaza: cómo llegar a El Hosquillo.

Por el extraordinario entorno natural en el que se ubica y por la posibilidad que ofrece de conocer en semilibertad algunas de las especies más características de la fauna ibérica, incluidos lobos y osos, ambos en peligro de extinción, merece la pena programar una visita al Parque de El Hosquillo.

Si aún no lo tenéis claro, os dejamos algunas fotografías:

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Al seguir navegando permite su uso. Tiene más informacion en Política de cookies