Cuenca, Patrimonio de la Humanidad

Cuenca, patrimonio de la humanidad

 

Durante este largo Puente de la Constitución se cumplen 19 años de la declaración de la ciudad de Cuenca como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Fue el 6 de diciembre de 1996 cuando el Comité del Patrimonio Mundial inscribió a la Ciudad Histórica Fortificada de Cuenca en la lista de patrimonio mundial, confirmando de esta forma su valor “excepcional y universal” y el deber de protegerlo para el beneficio de la humanidad.

Esta declaración venía a poner fin a un largo proceso que había culminado con la presentación ante la UNESCO de un expediente en el que se recogían los principales motivos por los que la ciudad se postulaba a formar parte de esta desea lista. En este exhaustivo trabajo, Miguel Ángel Troitiño y María Luz Rokiski destacaban los elementos más sobresalientes de la Cuenca antigua. Todos ellos se pueden ver hoy en día.

 

Tesoros de Cuenca

El documento presentado a la UNESCO hacía alusión a la ciudad alta como el espacio urbano enclavado en el espigón calizo que se forma entre las hoces de los ríos Júcar y Huécar y que constituye un prototipo de ciudad fortificada medieval.

En su recorrido por esta zona de origen musulmán, destacaba el popular barrio del Castillo o el puente, el foso y la puerta de la muralla cercanos. Ya dentro del espacio de la antigua ciudad amurallada se quiso centrar la atención en la amplia variedad de restos de casonas nobiliarias, iglesias o conventos que han sido testigos del paso del tiempo.

En este paseo por la Cuenca histórica no podía faltar la descripción de la Plaza Mayor, centro neurálgico de la zona con la majestuosa Catedral de Santa María y San Julián, y de las zonas limítrofes. Por supuesto, encuentran su espacio en la descripción algunos de los símbolos más conocidos de la ciudad: las casas colgadas (hoy sede del Museo de Arte Abstracto), el puente de San Pablo, el convento de San Pablo o los rascacielos del barrio de San Martín.

Cuenca, patrimonio de la humanidadEl documento que sirvió de base para la declaración de Cuenca como Patrimonio de la Humanidad también dedicó un espacio a los arrabales populares que se levantaron junto a las principales accesos de la ciudad –San Antón y Tiradores– y a la zona que separa la ciudad alta de la zona moderna, destacando es este espacio la puerta de Valencia, la calle de Los Tintes, la calle del Agua y el histórico edificio del Hospital de Santiago.

En febrero de 1996, una delegación de ICOMOS visitó Cuenca. En su informe, se afirmaba que el centro histórico de la ciudad era “un ejemplo sobresaliente” de una ciudad medieval fortificada y se destacaba la conservación de su paisaje urbano original y la espectacularidad de su paisaje natural que se funde con la arquitectura popular.

Sobre la base de los citados trabajos, el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO aprobó la incorporación de Cuenca a la lista del Patrimonio de Humanidad.

Hoy, 19 años después, Cuenca sigue conservando este privilegiado patrimonio. Recorrer las callejuelas de su casco histórico, jalonadas de monumentales edificios religiosos y seglares, es trasladarse a tiempos remotos. Pasear por sus hoces, a la ribera del Júcar o el Huécar, y alzar la mirada a la ciudad antigua permite disfrutar de la perfecta armonía entre la naturaleza y la desafiante arquitectura popular. No lo dudes, merece la pena visitar Cuenca.

 

Recursos para organizar tu visita

Oficina de Turismo de Cuenca

Fundación Turismo de Cuenca

Blog del Hotel Plaza

C/ SÁNDALO 1, 16004 
CUENCA (ESPAÑA)
TELÉFONO: +34 969 23 94 77 
RESERVAS@HOTELPLAZACUENCA.ES
COPYRIGHT 2014 HOTEL PLAZA CUENCA - ALL RIGHTS RESERVED | BY AVIRATO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?